hamster campbell

Hámster Campbell: el más peludo de los roedores

El hámster Campbell es muy parecido al hámster ruso, pero éstos tienen más pelajes (¡hasta le cubre los pies!) lo que a nuestros ojos hace que parezcan de mayor tamaño, miden alrededor de 10 centímetros, aunque se sitúan en el grupo de los hámsters enanos. 

Su pelaje es de color amarillo y marrón con una raya en el dorso. Su tiempo de vida suele ser de 2 años, como muchos otros roedores.

Suelen ser menos sociables que otras razas, aunque les encanta jugar a esconderse y son muy enérgicos, por lo que se convierte en tarea difícil cogerles y jugar con ellos. A pesar de ello, saben convivir en grupo sin problemas.

¿Quieres saber más sobre este tipo de roedor? Sigue leyendo…

Los productos más vendidos para el hámster Campbell

Origen del hámster Campbell

El biólogo que descubrió este tipo de hámster se llamaba William C. Campbell, de ahí proviene su nombre. Fueron descubiertos a principios del siglo XX, en aquella época podían encontrarse hámsters de este tipo en Rusia y el norte de China

Al principio se llegó a considerar como un hámster ruso, ya que son dos especies muy similares entre sí, pero finalmente se encontraron diferencias que hacen que los consideremos como dos tipos de hámsters distintos. 

Características principales del hámster Campbell

  • Tamaño del hámster Campbell: miden alrededor de los 10 centímetros y se sitúan en el grupo de los hámsters enanos, a simple vista parecen mucho más grande que los hámsters rusos porque tienen un pelaje con más volumen. 
  • Peso del hámster Campbell: este tipo de hámster suele pesar entre 30 y 50 gramos. 
  • Características del hámster Campbell: suelen tener los ojos negros y son más rechonchos que el hámster ruso. 
  • Personalidad del hámster Campbell: son más agresivos que cualquier otra raza, esto no significa que todos los hámster Campbell vayan a comportarse mal, ya que alguno puede ser más tranquilo y amigable que otro, simplemente es como se les considera por genética. 
  • Enfermedades del hámster Campbell: al igual que todos los hámsters enanos son más propensos a padecer diabetes.

Tipos de pelaje

Dentro de este tipo de hámster se puede diferenciar dos variantes en función de su pelaje:

  • Pelaje de color como base con manchas blancas
  • Pelaje blanco mezclado con pelaje de color

Normalmente su pelaje es de color amarillo y marrón con una raya en el dorso, pero hoy puedes encontrarlos de varios colores (gris, negro, beige…). Todos los ejemplares se caracterizan por tener el pelaje liso y sedoso, además de abundante ¡le cubre hasta los pies!

Si tienen una banda blanca alrededor del cuerpo reciben el nombre de hámster panda

Alimentación del hámster Campbell

Los hámsters son animales omnívoros, si ya has leído nuestro artículo de qué comen los hámsters, seguramente sabrás que necesitarán una dieta basada en semillas, frutos secos, verduras y frutas frescas e insectos.

En nuestra tienda encontrarás diferentes tipos de mezclas comerciales que aportarán a tu roedor todas las proteínas y vitaminas que necesita. Estas mezclas ya contienen semillas y cereales ideales para tu hámster.

Las mezclas comerciales no debe ser su única fuente de alimentación sino que tendrás que completar su dieta con verduras y frutas frescas, pero evita aquellas que sean más ácidas o altas en fibra, como por ejemplo la lechuga que le puede hacer tener diarrea.

Las frutas y verduras más recomendables para este tipo de hámster son: pepino y manzana sin pipas. Procura darle raciones de frutas y verduras 2-3 días por semana. 

Como todos los hámsters enanos, es un hámster propenso a padecer diabetes así que deberás vigilar la ingesta de azúcares. Debes basar su alimentación en una dieta sana que le ayude a evitar padecer esta enfermedad, ya que puede llegar a causarle la muerte. 

No olvides que siempre debe disponer de agua fresca. Para ello te recomendamos que utilices un bebedero, de esta forma el agua no se estanca. 

Cuidados que necesita un hámster Campbell

Hay algunas cosas que tienes que tener en cuenta para que tu hámster Campbell viva feliz:

  • Jaula para hámster: son animales muy enérgicos y escurridizos por lo que la jaula debe adaptarse a su forma de ser y al número de ejemplares que adoptes. Debe ser una jaula de un tamaño medio y la tienes que situar en lugar fresco y seco, alejado de las corrientes de aire y sin recibir la luz directa del sol. No debe ser una jaula demasiado alta y de barrotes horizontales. Si prefieres una opción menos tradicional puedes optar por un terrario o una jaula de metacrilato. 
  • Rueda para hámster: recuerda que son animales nocturnos y que harán el ejercicio por la noche, así que asegúrate que compras los accesorios más silenciosos. ¡Echa un vistazo a esta rueda Karlie Bogie Wheel, perfecta para el hámster Campbell!
  • Otros accesorios para hámster: al ser un tipo de hámster tan activo, debes agregar a la jaula más accesorios de lo normal para que tu hámster Campbell pueda hacer todo el ejercicio que necesita. Rampas, tubos, refugios… todo esto permitirá que tu hámster pueda esconderse y jugar hasta agotarse. Incluso puedes utilizar rollos de papel higiénico a modo de tubos o cajas de cereales como escondite. 
  • Limpieza para hámster: como todos los roedores, son animales que necesitan un espacio muy limpio para no contraer enfermedades. Asegúrate de limpiar su jaula cada 2 o 3 días para que tu hámster siempre se encuentre en un buen estado de salud. 
  • Golosinas para hámster: como a todos los tipos de hámsters, los dientes no les paran de crecer. Por eso es conveniente que le compres algún juguete que le lime los dientes al roerlo.

Reproducción del hámster Campbell

Al igual que el hámster ruso, en este tipo de hámster se puede identificar el sexo del hámster Campbell inspeccionando sus genitales. Los machos tienen una distancia entre el pene y el orificio del recto mucho mayor que las hembras, estas tienen la vagina y el orificio del recto totalmente juntos. 

A pesar que el hámster Campbell es muy similar al ruso, es importante no mezclarlos en la reproducción para no poner en riesgo a las crías que podrían nacer con graves problemas de salud. 

A partir de los dos meses de edad, el hámster Campbell ya se considera maduro y es capaz de reproducirse. El periodo de gestación tiene una duración de entre 18 y 20 días. En cada parto suelen nacer entre 4 y 8 crías. Una vez nacen las crías, es importante separar al padre de ellas, ya que se corre el riesgo de que este pueda comérselas o atacarlas.

Hámster Campbell como animal de mascota

Este tipo de hámster es uno de los hámsters enanos más comunes pero te costará encontrarlo en adopción, ya que no es tan habitual como el hámster ruso o el sirio. 

No hay problema si ya tienes otro hámster en tu casa, siempre y cuando sea del mismo tipo y del sexo opuesto. El hámster Campbell es capaz de vivir en pareja pero siempre bajo vigilancia, podría crearse algún enfrentamiento entre ellos y entonces convendría separarlos.

Si quieres tener dos hámsters, es recomendable que los adoptes al mismo tiempo para que crezcan juntos, de esta forma te aseguras que el vínculo entre ellos sea más cercano. Una vez llegan a la madurez sexual, su carácter se modifica y se vuelven más territoriales.  

No es un tipo de hámster recomendable para niños, es una de las razas más agresivas y enérgicas de todos los roedores. Teniendo en cuenta que a los niños les encanta jugar con estos animales y que no es una raza a la que le guste ser manoseada, no es recomendable que regales este tipo de hámster a un niño. 

Precisamente por este motivo, te recomendamos que lo adoptes únicamente si eres un experto en hámsters pero nunca si es tu primera mascota. 

¿Quieres conocer más información sobre el hámster Campbell? ¡Echa un vistazo a este vídeo donde descubrirás más curiosidades sobre el hámster Campbell!

Conoce todos los tipos de hámsters que existen

El hámster Campbell es uno de los tipos de hámsters más peludos que existen en el mundo. Pero si quieres conocer todos los tipos de hámsters que existen ¡echa un vistazo a nuestros artículos!